domingo, 19 de junio de 2011

Jean Dubuffet, un artista indignado


La ocupación nazi de París en 1940 culminó un periodo de terribles certezas e incertidumbres, que tuvo nefastas consecuencias también para el mundo del arte europeo, tal como se puso de manifiesto en el cierre de muchos museos y galerias y en el exilio hacia América de la mayoría de los artistas más siginificativos de preguerra, fuesen abstractos, constructivistas o surrealistas, la mayoría de ellos calificados por el régimen nazi de degenerados. Pero el abandono no fue total y el propio sistema pronto generó respuestas a la dramática situación. Al cese de las hostilidades bélicas se sucedió una progresiva normalización cultural que permitió una recuperación paulatina del ambiente artístico, que forzosamente se vió sometido a grandes cambios después de sufrir el gran trauma de la guerra.



Fotografía: obra de Jean Dubuffet Le Havre 1901- Paris 1985, pionero en investigar las posibilidades expresivas de la materia en su forma bruta, defendió una forma de arte expontánea y brutal, acuñó el término Art brut para definir un arte antidecorativo que no solo atentaba contra el buen gusto burgués sino también contra el refinamiento en el que habían caído las vanguardias, una reacción además a las rigideces de la abastracción geométrica y a la noción tradicional de belleza y contra el artísta -al que acusaba de haberse instalado en la concha del arte-.

13 comentarios:

alfredo dijo...

Arte brutal... que contundente y definitorio.
Me viene a la cabeza la brutalidad fantasmagórica de Saura o la irreverente de Kooning y Basquiat.

Me gusta esa indignación.

Besos

pilar dijo...

Saura, el gran representante del "informalismo" en España, un artista y teórico extraordinario, solo le faltó ser francés para que se le considere uno de los más grandes artistas del siglo XX, porque lo es, otro permanentemente indignado hasta su prematura muerte.

a mi tamnbién me gustan estas indignaciones Alfedo, incluso otras¡

besos también para ti Alfredo.

Barbebleue dijo...

... y a mi que Arte y bruto me parecen términos antitéticos... dicho sea de forma informal.

pilar dijo...

tienes razón Barbazul, creo que la traducción, siendo tan literal como parece tiene que ser, no es la más adecuada, quizá la etiqueta que lo engloba de "informalismo" defina mucho mejor las característica, lo que expresa el "art brut"de Dubueffet y compañía.

Barbebleue dijo...

¿qué tal Arte Indignado?

pilar dijo...

muy idóneo Barbazul, me gusta...

GLÒRIA dijo...

Bueeeno! Yo emntiendo el adjetivo "brut" como sucio. Los franceses calificaron así cierto arte y también muchos vinos y champagnes. Brut en el sentido de impuro, sin concesiones a lo que "hace bonito".
Aunque, como dice Barbe, Arte indignado me parece un hallazgo.
¿Qué dices tú, Pilar?

pilar dijo...

a mí también me parece bien lo que tu entiendes como arte "brut", sin artificios, sin concesiones... y en el meollo de todo está la indignación por la violencia, por la injustiicia de una Guerra que solo repartió muerte, destrucción, y sufrimiento... ¿cómo no va un artista y su arte a indignarse a la vista de todo eso? ¿se puede seguir teniendo el mismo concepto del Arte y de la Belleza después de ver tanta barbaridad?

Joaquim dijo...

Liebre deliciosamente putrefacta donde las haya, esta de Dubuffet.
La indignación enmarcada,

Antonio Perea dijo...

¿En qué momento "lo indignado" pasa a absorberse por "lo establecido"? Es una pregunta que me persigue durante estos días de indignación. Ahora al ver ese Dubuffet, Pilar, y no sentirlo "feo" en absoluto, me lo vuelvo a preguntar. ¿Era "feo cuando él lo pintó? ¿Cuánto tardará, pues, el establishment en digerir el movimiento 15-M (y escupir el güito)?

pilar dijo...

querido amigo Perea, ese proceso que parte desde lo "indignado" hasta lo "establecido", que incluso puede llegar a lo "admirado", parece largo, sinuoso y minoritario,... no deposito yo muchas esperanzas, aunque avance imparable la indignación, el "establishment", ese grupo cerrado que detenta el poder y la autoridad y que selecciona a sus propios miembros nos dosificará la libertad, el trabajo, el sueldo, y hasta los gustos.

"aquí no se salva ni Dios, lo asesinaron"

anonimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pilar dijo...

anonimo, tu comentario pudiera haber sido crítico pero no lo es, es solo insultante, descalificatorio y mal sonante, te ruego te abstengas de hacer este tipo de comentarios en mi blog.